¡Bienvenida a tu piel!

La línea dermaviduals permite una adaptación personalizada a cada tipo de piel, en cada temporada, utilizando ingredientes afines a la estructura de la piel.

Concepto modular

Porque cada piel es única

Porque cada temporada requiere un cuidado diferente

Un sistema modular que permite una respuesta personalizada a cada piel

Cremas base y geles, en tamaños y formatos para cualquier circunstancia.

El sistema de envasado modular de las cremas base y las fundaciones base de maquillaje permiten adaptar las cremas a cada piel individual, para ofrecer la máxima protección garantizando siempre el mejor resultado.

 

Filosofía sin

La amplia base de conocimiento y el equipo profesional especializado del fabricante permite garantizar que ningún ingrediente adverso a nuestra piel se encuentre en el listado INCI de los productos dermaviduals. Todos los productos aparecen en nuestra página con todos sus ingredientes. Sin sorpresas, sin falso marketing.

  • Sin perfumes
  • Sin preservantes
  • Sin aceites minerales
  • Sin emulsionantes
  • Sin colorantes
  • Sin siliconas

Cosmética fisiológica que se adapta a tu piel

  • Porque las fragancias son el agente sensibilizante nº1
  • Porque los preservantes son el agente sensibilizante nº2
  • Porque las alternativas son de última tecnología, pero evitadas mayormente por sus costos de producción, más elevados
  • Porque aceites oclusivos, no fisiológicos disminuyen la regeneración de la piel y causan piel deshidratada
  • Porque los emulsionantes transportan no solo grasas y aceites a la piel, sino también de la piel al exterior, junto con sustancias de la barrera
  • Porque los emulsificadores pueden ser substituidos por sustancias formadoras de membrana, como la fosfatidilcolina y ceramidas

 

 

Cosmecéuticos y Corneoterapia

Recomendamos el artículo Aclarando los conceptos erróneos y malentendidos, casuales y motivados por la industria, y comprendiendo la diferencia entre Dermatológicos, Cosmecéuticos y Corneoterapia de Barret Hill.

Productos destacados

Lorem ipsum

Estrato córneo: guardián de nuestra piel

Nuestra piel: donde se refleja nuestro interior

Las funciones más importantes de una piel sana son la protección del cuerpo ante la desecación y la protección contra influencias externas. De estas funciones se hace cargo la capa más externa de la epidermis: el estrato córneo. El  estrato córneo está compuesto semejante a un muro: los corneocitos inactivos (células córneas muertas) representan

en esta analogía los ladrillos; los lípidos intercelulares, el cemento. Estos mencionados lípidos intercelulares son elementos competentes en cuanto a la eficiencia de la barrera protectora, llamada barrera lipídica. Posee ésta una estructura membranosa de doble capa, similar a las membranas celulares. Se describen también como bicapas lípidas (bilayer). En caso de que la estructura membranosa esté dañada, se deseca la piel, presentándose posiblemente áspera, agrietada y, además, mucho más propensa frente a la penetración de sustancias nocivas o agentes patógenos. Debe ser entonces nuestro objetivo, respecto al trato de la piel, el de mantener un estado intacto y lo más natural posible de estas útiles estructuras membranosas, situadas entre los corneocitos inactivos; esto se puede lograr usando productos que contengan principios capaces de reestructurar la barrera lipídica dañada y, lógicamente, que no impidan la autorregulación cutánea. Estos componentes deben ser idénticos a los de nuestra epidermis, o bien fisiológicamente muy aparentados. Un componente típico constituyente es la fosfotidilcolina, extraída de la lecitina natural. Forma la parte esencial de las membranas en todas las células del reino vegetal y animal, y es la base para ingredientes de alta eficacia en productos cosméticos o dermatológicos, como por ejemplo: liposomas, nanopartículas, DMS y oleogeles.

La corneoterapia se caracteriza como una terapia Fuera-Dentro, con activos cosméticos tan efectivos como las terapias Dentro-Fuera con medicamentos tópicos (fármacos). Esta es una terapia sin efectos colaterales, basada en un concepto fisiológico en el centro del cual se encuentra la idea de la restauración del equilibrio natural de la piel.

Ciencia y Belleza

Lo primero: el diagnóstico

El primer paso para obtener los mejores resultados es llevar a cabo un diagnóstico preciso de la piel del cliente; para ello se utiliza un equipo que permite medir con total  fidelidad tanto la humedad como el contenido de grasa de la piel, cuyo sistema se basa en el principio Corneometer para la medición higrométrica, y el principio Sebumeter en el  caso de medición de grasa o sebo.

Blog